Cuando la ciencia le da vitalidad a la vida

Es una gran idea conducir el desarrollo de todos nuestros productos.  Le llamamos “vitalidad” – una palabra que suma la diferencia que apuntamos hacer en las vidas de la gente.

A group of children runningDisfrutar la vida al máximo

Esto esta haciendo que nos concentremos como nunca en ayudar a la gente a disfrutar de la vida al máximo – con productos que los hacen verse bien y sentirse grandiosamente.

Por lo tanto, cuando se trata de Investigación y Desarrollo (ID), nuestros científicos están constantemente explorando y desarrollando nuevas innovaciones de “vitalidad” en nutrición, higiene y cuidado personal. Su objetivo es ayudar a crear productos que permitan a la gente vivir sus vidas de la forma en que quieran – sin embargo los gustos, estilos de vida y aspiraciones varían.

Cuestiones vitales

Como gastamos más de €1.000 millones en ID, nuestros científicos tienen los recursos –así como el conocimiento y la imaginación- para equiparlos para la tarea. Trabajando con algunas de las instituciones académicas líderes en el mundo, ellos exploran muchos temas fascinantes. ¿Qué es lo que hace que el alimento tenga el gusto que tiene? ¿Qué atrae a la gente visualmente hacia el alimento? ¿Cómo serán las materias primas del futuro? Y ¿cómo puede la buena nutrición ayudar a salvaguardar la salud de nuestros niños?

Beneficios reales para el consumidor

Tenemos proyectos que examinan estos y otros temas. Y cada uno se concentra agudamente en la ciencia que puede traducir en productos con beneficios reales para los consumidores.

Esta obsesión por los beneficios para el consumidor es el pilar de todo lo que hacemos en ID. Y con operaciones de ID a través del globo, podemos responder rápidamente a las necesidades, gustos y tendencias del consumidor que evolucionan constantemente.

Nuestro medio ambiente de ID atrae a científicos de primer nivel del mundo. Y así como son expertos en sus campos, nuestra gente también debe conocer nuestras marcas. Deben saber lo que la gente espera de nuestras marcas y los beneficios y sensaciones específicos que prometen brindar las marcas con las que trabajan.

Tomemos, por ejemplo, Dove. Dove apunta a ayudar a la gente a cuidarse a sí misma –ayuda a sentirse bien desde adentro porque la piel y el cabello limpios, saludables y hermosos se sienten desde afuera. Entonces nuestros científicos observan cómo podemos formular productos con beneficios que estimulan esos sentimientos.

Los factores alimenticios

Nuestros científicos en alimentos enfrentan desafíos similares. No solamente deben comprender los gustos de la gente, deben tener una clara percepción de los cambiantes estilos de vida para crear productos que satisfagan una serie de necesidades –desde conveniencia para la salud hasta placer y asequibilidad. Tienen que crear innovaciones en nuevos y excitantes alimentos que llenen a nuestras marcas de “promesas” –ya sea con el saludable estilo Mediterráneo del gusto de Bertolli o las propiedades de bajar el colesterol LDL de nuestro rango Becel/Flora Pro.Activ.

El hilo conductor de todas nuestras actividades de ID es esta conexión directa entre ciencia y necesidad del consumidor. Así, ya sea que nuestros investigadores observen el potencial de la nano tecnología para el futuro o exploren la forma de hacer que un paquete de sopa tenga mejor gusto en la actualidad, siempre se preguntan cómo se beneficiarán los consumidores.

Y es este enfoque lo que pone a la ID directamente en el corazón de nuestro negocio.